¿Qué pretendemos?

Queremos despertar a nuestro tiempo.

Queremos dar un ritmo distinto,
un ritmo nuevo a nuestra generación.

El mundo tiene que cambiar de música.

 

Manifiesto Sound for Peace

Nosotros, los “Sonidos para la Paz”, no tenemos miedo de afirmar con fuerza lo que pensamos y queremos hacerlo con nuestras canciones. Nuestro sonido es claro, y puedes oírlo y reconocerlo. Lo oirás cada vez que nuestra música tenga que subir el volumen para responder a la violencia, al racismo, al desprecio y a la guerra.

La música tiene una fuerza auténtica de cambio y puede transformar nuestro mundo. Nosotros, los “Sounds for Peace”, sabemos que tenemos los instrumentos necesarios para hacerlo, ¡para que nos oigan! No queremos cantar mensajes de odio, sino hacer una música para la paz, que remueva conciencias, que sea capaz de unir entre a los hombres para que puedan levantar la mirada y abrirse a la belleza, a la paz y la fraternidad.

La música es universal porque toca el corazón de todo el mundo. Nosotros, los “Sounds for Peace”, queremos convertirla en una verdadera fuerza de cambio tal como lo ha sido muchas veces a lo largo de la Historia. Pero la música, a veces, puede llegar a sacar lo peor del hombre, proponiendo mensajes violentos, llenos de odio, eslóganes racistas.

Estamos convencidos de que para hacer buena música debemos medirnos con la realidad, debemos ver las cosas con nuestros propios ojos, tocar con las manos aquello de lo que hablamos. Nosotros, los “Sounds for Peace”, queremos aceptar dicho desafío y enseñar que con nuestra música se puede cambiar la realidad.

 

Nuestra música es armónica, porque como en un acorde, cada uno encuentra su lugar sin imponerse, y su aportación hace que todos sean mejores.

Nuestra música quiere ser subversiva, porque queremos recordar a todos que un mundo diferente es posible.

Nuestra música está hecha de ritmo, porque no queremos quedarnos quietos, sino que queremos conmovernos con los demás para cambiar la realidad que tenemos a nuestro alrededor.

Nuestra música quiere tocar el corazón, y con la fuerza de la melodía comunica nuestro deseo de un mundo mejor.

Nuestra música nos pide compromiso, y nosotros queremos comprometernos a favor de un mundo distinto, que no olvide a quien está solo.

 

La música es para todos: tocar con los demás y para los demás, porque creemos que todo en la vida, empezando por la música, es más hermoso si no lo hacemos solo para nosotros mismos.

 

Por eso nos comprometemos:

 

A no utilizar nunca el lenguaje universal de la música para sembrar odio o para predicar el desprecio;

A tener como base de nuestra inspiración musical temas importantes y actuales: la paz, la solidaridad, el racismo, la violencia, la guerra, el respeto por la vida, la pena de muerte, convivir con culturas diferentes;

A cambiar el mundo, sabiendo que la belleza de la música puede ayudar a hacer resonar y a difundir mensajes positivos, que unen y no dividen.

¡Viva la música!         ¡Viva los Sounds for Peace!